Congreso de Clearing

CONGRESO DE CLEARING

Las invitaciones lo decían todo: “¡Lo conseguimos!” Aquí, entonces, se encuentra el estado de Clear: sus dimensiones, libertades y características. En ningún otro lugar se presenta tan a conciencia. Al definir un Clear en cuanto a “libertades de”, L. Ronald Hubbard muestra los pasos progresivos para llevar a cualquiera hacia este estado, incluyendo el manejo de los problemas de tiempo presente y las rupturas de ARC. Todo culmina con un “botón mágico” que tiene el poder de abrir cualquier caso, y que se resume por completo en una palabra: Ayuda.Como lo describe, maneja “algo como el TNT” que parte las valencias, exterioriza a los preclears y pone en sesión a personas que antes no eran ni vagamente auditables. Muy cerca de la Ayuda, como el “corazón y el alma de las dinámicas superiores”, llega la medida del discernimiento: ¿en cuántas dinámicas computa una persona al instante? Mientras que en la otra cara de la moneda están las dinámicas negativas; el ámbito de los psiquiatras y de quienes crearon la bomba atómica. Y en este punto, el señor Hubbard revela la manera de llevar a un ser a un estado en el que pueda permanecer como causa, sin importar el nivel de violencia de un mundo enloquecido. Hoy en día hay decenas de miles de Clears en prácticamente todos los países de la Tierra. Aquí está el momento, inmortalizado para siempre, en que se anunció el primero.

Leer Más

comprar
$150
Cantidad
Idioma
Envío Gratuito Actualmente elegible para envío gratuito.
En Existencia
Envíos dentro de 24 horas
Formato:
Disco Compacto
Conferencias:
9

MÁS SOBRE CONGRESO DE CLEARING

“¡LO LOGRAMOS!

“Un Clear: una persona que es causa a sabiendas y a voluntad sobre su propia vida, su cuerpo y sus alrededores, y sin mente reactiva ni subconsciente”. – L. Ronald Hubbard

Era la primavera de 1958, había una palabra aislada que se estaba propagando como un maremoto por el mundo de Scientology: CLEAR.

Sin embargo, el logro del que estaban hablando era mucho más profundo que el primer logro individual de ese estado. De hecho, L. Ronald Hubbard había estado haciendo Clears desde 1947 y hasta el final de 1949, antes de la publicación de Dianética: La Ciencia Moderna de la Salud Mental.De hecho, todo el propósito del Libro Uno era hacer que los avances sensacionales y la tecnología estuvieran ampliamente disponibles, de manera que otros pudieran hacer lo mismo.

Sin embargo, mientras el señor Hubbard continuaba haciendo Clears mediante su propia auditación personal de otra gente, no se podía decir lo mismo de otros. Por eso, durante ocho años completos, refinó procesos continuamente. Sí, lo hacía para proporcionar una mayor funcionalidad con procesos que llegaran más a fondo y con ganancias más rápidas para los preclears.Pero también estaba trabajando para desarrollar procesos que otros auditores pudieran aplicar con éxito. En consecuencia, una mitad completa de su investigación había estado dedicada al entrenamiento.

Si bien esa investigación se trataba de una historia de continuos adelantos, el avance sensacional vino en 1957 con el desarrollo de los Ejercicios de Entrenamiento (TR) para el auditor que, literalmente, revolucionaron el adiestramiento de los auditores (Congreso de la Libertad).)

Como comprobación completa de ese hecho vino un logro que abarcaba mucho más allá de los ocho años de investigación del señor Hubbard desde la publicación del Libro Uno. En verdad, fue el logro crucial de una meta de 2,500 años de antigüedad:

“En diciembre de 1957, se consiguió el primer Clear hecho por otra persona que no fuera yo.

“Ésta fue la ganancia. Fue el fruto de los años.

“Ahora podemos tener muchos Clears. Podemos tener miles de Clears. Y si podemos tener eso, podemos tener una civilización.

“Así que este era el cuello de botella: otros auditores, en realidad, no podían llevar a Clear a la gente. Y este cuello de botella se ha hecho añicos de diamante.

“Otros pueden llevar a Clear a otros. Y así, estamos en camino”. – L. Ronald Hubbard

Fue un período de anticipación creciente durante los primeros seis meses de 1958, con los scientologists leyendo artículos titulados “El Logro de Clears”, “Cómo Hacer un Test de ‘CLEAR’” y “Aprender a Llevar a Alguien a Clear”. Pero contenida ahí está una historia aun más dramática. Porque si bien todo scientologist puede mirar atrás con reverencia a ese primer momento histórico de logro, la historia más épica está en todo lo demás que trajo el año 1958, y que es Scientology hoy.

  • ¿El componente final, además de esos Ejercicios de Entrenamiento, con qué entrenó el señor Hubbard a esos auditores, y que es la herramienta inseparable de toda sesión de auditación hoy en día? El desarrollo, fabricación y uso del primer Electrómetro Hubbard (E-Metro).
  • ¿El “botón mágico” que descubrió y proporcionó a esos auditores, para poner en sesión a gente que anteriormente no había sido ni remotamente auditable, que separa valencias, cura enfermedades psicosomáticas, elimina riscos de las cabezas y exterioriza a los preclears? De hecho, ¿uno que no sólo abre los casos en la Primera Dinámica, sino que es el lema de los scientologists que hace posible el clearing planetario? AYUDA
  • Y todo ello contenido en la anatomía completa de los requisitos de la auditación, desde problemas de tiempo presente a rupturas de ARC, a los Factores de Clear: thetán, mente, cuerpo y universos, hasta la descripción completa de las Libertades del Clear.

Y también, en lo que se refiere a la permanencia de ese logro, había algo más que todo scientologist reconoce hoy: el diseño y fabricación personal por L. Ronald Hubbard de la primera pulsera de Clear.

Pero algo con mayor alcance: aquí estaba la respuesta misma para cada scientologist cuando se hace la pregunta: “¿Qué hace Scientology?” Y todo está resumido en una sola oración: “Bueno, lleva a la gente a Clear”.

Lo cual también explica por qué esa definición exacta de Clear se estampó en el letrero exterior del Salón de Baile Oeste del hotel Shoreham... y por qué para cuando hubo comenzado, unos cuantos huéspedes afortunados del hotel, atraídos por ese letrero, se habían inscrito y estuvieron presentes en un congreso diferente a cualquier otro.

Y así fue, en julio de 1958, con luces inundando la sala, cámaras a color grabando, que L. Ronald Hubbard subió al escenario con El Hecho del Clearing.

Porque si bien el señor Hubbard continuaría trabajando durante más de un cuarto de siglo para hacer más fácil y rápido para todos los seres alcanzar esa meta largamente buscada, aquí está el legendario Congreso en que el Clear se volvió una primera realidad, el inmortalizado momento del logro.