Congreso del Éxito

CONGRESO DEL ÉXITO

Éste es el congreso que representó el capítulo final de todo lo que se había desarrollado hasta esa fecha ¡y el comienzo de toda una nueva era! Pues con todo lo que los descubrimientos habían traído el año anterior, en cuanto al clearing, ahora habían culminado en un avance sensacional para la expansión planetaria. En primer lugar, L. Ronald Hubbard revela el único postulado reactivo que está en el centro de la apatía planetaria: “No hay nada que yo pueda hacer al respecto”. Pero ese postulado no tiene la menor oportunidad de subsistir, no con lo que descubrió a continuación. A partir del dato penetrante de que “las confusiones no existen y el orden existe”, llegó el descubrimiento de la capacidad más importante de un thetán. De hecho, una vez que un ser llega a lo más alto de la escala, es lo único que puede hacer. Es un dato que proporciona la respuesta de cómo un individuo puede, de forma consecutiva y continua, poner un orden más amplio que se extienda como una ola sobre el mundo. Y ésa es la sustancia de por qué el señor Hubbard empezó este congreso por donde terminaban los congresos por lo general: El Futuro de Scientology. Pues para cuando llegó a la conferencia final, ahora legendaria, había proporcionado los medios para alcanzar la cualidad menos usual, pero inherente a todo scientologist, y necesaria para una nueva civilización: Liderazgo.

Leer Más

comprar
$125
Cantidad
Idioma
Envío Gratuito Actualmente elegible para envío gratuito.
En Existencia
Envíos dentro de 24 horas
Formato:
Disco Compacto
Conferencias:
6

MÁS SOBRE CONGRESO DEL ÉXITO

Tres temas, no sólo uno, se han estado desarrollando en Dianética y Scientology durante todos estos años.

Por supuesto, primero y principalmente, está la propia Scientology. Segundo, la Pericia de la Organización. Tercero es Cómo Entrenar Auditores.

Estas últimas dos tecnologías no existían en 1950, lo que explica nuestra incapacidad para lograr todas las ganancias que necesitábamos lograr. – L. Ronald Hubbard

Sin embargo, a medida que 1958 terminaba, ese primer tema de desarrollo, la propia Scientology, había resultado en un avance sensacional que uniría los tres como último capítulo de todo desarrollo hasta esa fecha…y el comienzo de toda una nueva era.

Primero, en cuanto a la “propia Scientology”, llegó esto:

“¡¡¡Algo ha ocurrido!!!

“Acaba de ocurrir la ganancia técnica más grande en ocho años.

“A cualquiera se le puede llevar a Clear con recorrido de engramas”.

Y aunque la historia completa de ese avance sensacional se proporciona en otra parte (Congreso de Clearing de Londres), el descubrimiento de L. Ronald Hubbard de la verdadera naturaleza, anatomía y fuente de los cuadros de imagen mental, le hicieron revisar sus procedimientos más antiguos de clearing, los de 1947 cuando produjo los primeros Clears-, antecediendo incluso al Libro Uno. Tan pronto como estos descubrimientos se anunciaron, comenzaría un nuevo curso: el Quinto Curso Clínico Avanzado (ACC) de Londres.

Impartiendo conferencias, supervisando y trabajando con auditores entrenados, puso a prueba la tecnología más reciente de Scientology para el manejo de engramas de Dianética. Los resultados fueron inmediatos. No sólo se incrementó de manera espectacular la velocidad del clearing, sino que esos nuevos descubrimientos habían resuelto la barrera más antigua a la auditación de Dianética: el caso ocluido.De hecho, no había preclear que no recuperara la memoria de las vidas pasadas y ésa es la razón de que las historias de caso del Quinto ACC de Londres pronto tendrían como resultado el libro ¿Ha Vivido Usted Antes de esta Vida?

Después, y correlacionado directamente con lo que hacía posible el clearing, “entrenamiento de auditores”, surgió este descubrimiento del señor Hubbard:

“He descubierto que un scientologist en su entrenamiento debe aproximarse a la ruta de la investigación y descubrimiento reales. De otra manera no puede llevar a Clear a la gente con facilidad ya que carece de las comprensiones fundamentales que llegaron a ser algo común hace muchos años”.

El manejo del señor Hubbard fue la creación de un nuevo tipo de curso, que ahora es un componente crucial de todo el entrenamiento de auditor: el Curso de Extensión.Una vez más, su propósito estaba totalmente relacionado con la velocidad del clearing, incluyendo definitivamente la velocidad con la que se podía entrenar a los auditores a lograr llevar a Clear a otros. Aquí había cursos para cada libro a lo largo de la “ruta del descubrimiento real”, comenzando con Dianética: La Ciencia Moderna de la Salud Mental, continuando a través de cada texto sucesivo y compuestos por lecciones individuales que abarcaban las definiciones primarias y los datos más importantes de cada avance sensacional dentro de esos textos. Más aun, eran para estudiarse en casa. De ahí viene el nombre de “Curso de Extensión”, como extensión de la Academia, permitiendo que los scientologists comenzaran su entrenamiento de auditor incluso antes de llegar a la sala de curso. Todo lo cual explica su anuncio en enero de 1959 en la revista Ability:

“¿Quién se supone que debe hacer un Curso de Extensión? Todos”.

Y por último, estaba la última frontera a la expansión verdaderamente global: la pericia organizativa. A ese aspecto, su nuevo descubrimiento acerca de los cuadros de imagen mental había revelado algo más, algo incluso mayor: la anatomía de la confusión y el orden.

“Tenemos una comprensión totalmente nueva de algo. No auditas la confusión con confusión y ésta es la razón por la que hemos llegado a un nuevo estado de organización”.

En cuanto a lo que el señor Hubbard reveló entonces, fue nada menos que la capacidad superior de un thetán, que comienza con el dato penetrante:

“Las confusiones no existen y el orden existe”.

Porque como demostró a continuación, con aplicación, aquí está la base más fundamental para poner orden en un preclear, una organización… en toda una sociedad. Ahí se encuentra la historia de cómo estos tres temas, la propia Scientology, el entrenamiento de auditores y la pericia administrativa, se unieron para proporcionar la respuesta a la creación de una nueva civilización, como se encuentra en la legendaria conferencia del señor Hubbard: “Liderazgo”. Porque contenida en esa conferencia está la responsabilidad inherente de cada scientologist como líder, y los medios para lograr su calidad distintiva. De hecho, es una conferencia de tal importancia que L. Ronald Hubbard hizo que se copiara y se distribuyera a todo auditor de la Tierra.

A fin de cuentas, cuando terminó el Congreso del Éxito, una era enteramente nueva había comenzado. Después de todo, la siguiente vez que los scientologists se reunieron en un congreso para escuchar a L. Ronald Hubbard, fue monumental: El anuncio de la tecnología del clearing a gran escala, cientos o incluso miles a la vez, por un auditor.

Bienvenidos, entonces, al hotel Shoreham de Washington, D. C., en enero de 1959: